Adelantar por la derecha: ¿Cuándo está permitido?

Adelantar por la derecha: ¿Cuándo está permitido?

¿Está prohibido adelantar a la derecha? ¿Cuánto es la multa? ¿Está permitido hacerlo en algunas excepciones? Sí, hasta 200 euros de multa puramente administrativa (sin pérdida de puntos), y sí nuevamente. Una vez que se hayan respondido las tres preguntas principales sobre este tema, que a veces es algo controvertido, es hora de desglosar el Reglamento de Tráfico de la Dirección General de Tráfico (DGT).

¿Qué es un adelantamiento?
Primero que nada: ¿Qué es un adelantamiento? Según el documento legislativo, un adelantamiento es una maniobra que consiste en superar a otro vehículo que circula delante de nosotros, en la misma dirección y a menor velocidad. Esta maniobra de una de las más peligrosas, ya que debe hacerse asegurándose de que no causará ningún peligro, hágalo rápidamente pero sin ser abrupto y con suficiente reserva de aceleración.

Solo se permite la maniobra de adelantamiento en el carril izquierdo. Está estrictamente prohibido adelantar a la derecha en áreas interurbanas (carreteras, autopistas o autopistas). El DGT argumenta que puede ser muy arriesgado si el vehículo avanzado tiene la intención de regresar al carril derecho en ese momento preciso. Y el riesgo es aún mayor para los motociclistas, menos visible y más inestable. Siempre es conveniente saber cómo avanzar correctamente.

Además, antes de saber en qué situaciones se permite la acción, vale la pena recordar qué incluye el Reglamento como casos que no se consideran adelantamientos (Capítulo VII):

Cuando la densidad del tráfico es tal que los vehículos ocupan todo el ancho de la carretera y solo pueden circular a una velocidad que depende de la que los precede en su carril. En esta situación, ningún conductor debe cambiar de carril para adelantar o realizar cualquier otra maniobra que no sea prepararse para girar a la derecha o izquierda, salir de la carretera o tomar una determinada dirección. Debe entenderse que esta excepción se refiere a casos en los que El camino está realmente saturado y esta norma no debe usarse para avanzar por el lado derecho simplemente porque hay varios automóviles que circulan en el carril izquierdo. Se completa con la prohibición de realizar cambios de carril en circunstancias de saturación para ganar unos pocos metros, seleccionando el carril que puede avanzar más rápido en un momento determinado.
En cualquier sección de la carretera donde haya carriles de aceleración o desaceleración, no se considera adelantar el hecho de que avanza más rápidamente por ellos que por los normales de circulación o viceversa.
En los carriles o partes de la carretera reservados para el tráfico de ciertos vehículos, no se considera adelantamiento que avancen más rápido que otros. Ante la duda de saber cuáles son los carriles dedicados o partes de la carretera, en el Artículo 167 la línea discontinua se define como la destinada a delimitar carriles y, en la sección b), se aclara que también puede indicar la existencia de un carril especial En este caso, la marca es más amplia que en el caso general.
En el caso de los vehículos inmovilizados, el artículo 88 establece que pueden superarse, aunque para este fin es necesario ocupar parte del carril izquierdo de la carretera, después de haber comprobado que la maniobra se puede llevar a cabo de manera segura.
Finalmente, debe tenerse en cuenta que, según lo dispuesto en el artículo 84.5, los producidos entre ciclistas que circulan en grupos no se consideran adelantamientos.

Recuerde que hay una pequeña gran diferencia entre adelantar y adelantar. Si un vehículo viaja a la derecha a una velocidad más rápida que el resto y no hay cambio de carril, no se considera un adelantamiento, por lo que en la práctica estos casos pueden ocurrir. Cambiar al carril derecho para seguir adelante y regresar al carril izquierdo es una infracción.

¿Cuándo puedes adelantar a la derecha?

Ya hemos visto que en todas las carreteras sujetas a la Ley de Seguridad Vial, como regla general, el adelantamiento debe realizarse a la izquierda del vehículo al que se pretende adelantar. No puede exceder la velocidad máxima de la carretera para esto, ni puede adelantar a varios vehículos al mismo tiempo. Durante la duración de la maniobra, no está permitido invadir la carretera en ningún momento.

Si el conductor que nos precede ya ha indicado su intención de moverse al carril que iba a estar ocupado en el adelantamiento para adelantarlo a otro vehículo, debemos respetar su preferencia y no comenzar nuestra maniobra de adelantamiento. Con respecto al vehículo a avanzar, su conductor debe facilitar las maniobras cerca del borde derecho de la carretera.

Pero también aclara que, por excepción, y si hay suficiente espacio para ello, el adelantamiento se realizará a la derecha y se tomarán las máximas precauciones, cuando el avance indique claramente su intención de cambiar de dirección a la izquierda o detenerse en ese punto. lado, así como, en las carreteras con circulación en ambas direcciones, a los tranvías que marchan a través de la zona central.

Como continuación con el adelantamiento a la derecha, en este mismo artículo se indica que dentro del pueblo, en las carreteras que tienen al menos dos carriles reservados para circular en la misma dirección de la marcha, se permite el adelantamiento a la derecha siempre que que el conductor del vehículo que lo realiza primero se asegura de poder hacerlo sin peligro para otros usuarios.

Es necesario tener en cuenta en este último caso que no es necesario que los carriles estén delimitados, sino que es suficiente que haya al menos dos carriles en la misma dirección, lo que es contrario a las disposiciones del uso de carriles en la ciudad donde se requiere que estos se delimiten para poder circular el que mejor se adapte.

Por otro lado, las rotondas, aunque con sus propias particularidades, son intersecciones, de modo que si el vehículo que nos precede tiene la intención de cambiar de dirección hacia la izquierda, también puede avanzar hacia la derecha.

En el resto de las situaciones no es posible avanzar por la derecha. El incumplimiento de esta norma de tráfico se considera una infracción grave y la multa es de 200 euros. Además, en todos los casos en que se avanza otro vehículo, es obligatorio advertir la maniobra mediante el uso de señales de giro. El uso incorrecto de los carriles izquierdos también significa una multa de la misma cantidad: usar un carril izquierdo cuando tiene un carril libre a la derecha y obstaculizar el tráfico que va detrás, es otros 200 euros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *