Así es el nuevo Porsche 911 GT3 Cup: corre y gasta como un demonio, pero admite combustible sintético

Así es el nuevo Porsche 911 GT3 Cup: corre y gasta como un demonio, pero admite combustible sintético

Como estaba previsto, Porsche ha presentado la última generación de su coche de carreras más vendido, el 911 GT3 Cup.

Desde el inicio de la temporada 2021, este atleta motorizado participará en la Supercopa Porsche Mobil 1, así como en las Copas Porsche Carrera nacionales en Alemania, Francia, Asia, Benelux y Norteamérica.

El modelo ofrece 375 kW (510 CV) y supera la potencia de su predecesor inmediato en 25 CV. Además, la nueva GT3 Cup puede funcionar con combustibles sintéticos, lo que reduce significativamente las emisiones de CO2 en competición.

Los tiempos de vuelta del nuevo Cup 911 deberían reducirse en un uno por ciento, dependiendo del trazado de la pista. La entrega a los equipos comenzará en febrero de 2021 pero si quieres uno tendrás que pagar nada menos que 225.000 euros más impuestos específicos por país.

Como les anunciamos hace unos días, el desarrollo comenzó a principios de 2019. Los principales objetivos de desarrollo del equipo liderado por el Gerente de Proyecto Jan Feldmann eran mejorar aún más el rendimiento, lograr un diseño más agresivo, un manejo más fácil y una mayor durabilidad con menos gastos en términos de tiempo y mantenimiento. Y ojo, porque lo han conseguido.

Una de las características más llamativas del nuevo 911 GT3 Cup es su aerodinámica optimizada y su aspecto musculoso. Esto se debe en parte a la carrocería ligera. Con un ancho total de 1.902 milímetros, supera en 28 milímetros el ancho trasero del modelo anterior y se distingue por sus tomas de aire de refrigeración adicionales delante de las ruedas. Además, el eje delantero de la generación 992 del 911 también es significativamente más ancho. Gracias a los guardabarros, el nuevo 911 GT3 Cup ahora mide hasta 1.920 milímetros en el eje delantero. Esto abre la puerta a una combinación armoniosa rueda-neumático con ruedas de 12 pulgadas de ancho en la parte delantera y ruedas de 13 pulgadas en el eje trasero.

La séptima generación de la Copa genera una carga aerodinámica significativamente mayor. Esto se debe a la combinación del alerón trasero y el faldón delantero más grandes. El spoiler trasero ajustable de once posiciones con un soporte de «cuello de cisne» asegura un flujo de aire ininterrumpido debajo del ala.

La carrocería del automóvil Cup de la generación 991.2 estaba hecha de 70% de acero y 30% de aluminio. El hecho de que el vehículo pese 35 kilogramos más -con un peso en seco de 1.260 kilogramos- se debe, por ejemplo, a la incorporación de nuevos refuerzos o la trampilla de evacuación desmontable en el techo. Todas las ventanas y vidrios del modelo están hechos de policarbonato liviano y tienen acristalamiento de capa dura resistente a los arañazos. Las puertas, el capó del motor y el alerón trasero están hechos de plástico reforzado con fibra de carbono.

Los diseñadores pensaron mucho en la ergonomía de los pilotos. Además de la inclinación, el nuevo asiento de carreras ahora se puede ajustar en dos configuraciones de altura. Junto con la columna de dirección ajustable, esto asegura un ajuste ideal para cada altura. Una generosa gama de espesores de acolchado permite adaptar los asientos a las necesidades de cada conductor. El volante multifunción de fibra de carbono es otro desarrollo adoptado del 911 GT3 R.

Los diseñadores han renovado el monitor a color de 10,3 pulgadas ubicado en el centro. La pantalla prioriza la visualización de datos e información clave para el piloto durante la carrera. Junto con las revoluciones del motor, las temperaturas del aceite y del agua, la marcha actualmente en marcha y se muestran mensajes de error o información sobre ajustes de referencia importantes.

Los componentes electrónicos están diseñados para ser fáciles de usar y para facilitar el análisis de errores y la asistencia específica para la resolución de problemas. Hay alrededor de 700 opciones de diagnóstico disponibles. Las funciones opcionales del vehículo, como el ABS o el control de tracción, ya están almacenadas en el sistema. Se pueden activar mediante un código digital. En la Supercopa Porsche Mobil 1 y en la mayoría de las Copas Carrera nacionales, estas ayudas a la conducción están desactivadas.

La suspensión 911 Cup ofrece lo mejor en tecnología de carreras. Si bien el eje trasero esencialmente permanece sin cambios en comparación con el modelo de producción, las ruedas delanteras ahora están controladas por una doble horquilla y rodamientos Uniball, al igual que en el 911 RSR, el modelo de carreras superior actual de Porsche.

En cuanto al motor, el 911 GT3 Cup se mantiene fiel al principio de aspiración natural. En la versión de carreras, el motor de seis cilindros y cuatro litros refrigerado por agua produce 510 CV (375 kW). Su unidad de altas revoluciones con lubricación por cárter seco alcanza un rendimiento máximo a 8.400 rpm, frente a las 7.500 rpm anteriores. La línea roja se sitúa a 8.750 rpm con un par máximo de 470 Newton metros a 6.150 rpm.

Como su predecesor inmediato, el seis cilindros solo necesita mantenimiento cada 100 horas de uso.

El motor está conectado a la caja de cambios secuencial de 6 velocidades – 72 kilogramos – y un embrague de carreras de metal de tres placas. Los cambios de marcha se realizan mediante una palanca o mediante el volante. La caja de cambios debe revisarse cada 60 horas de uso.

Dependiendo de la marca, se debe realizar una revisión general después de 120 horas de carrera.

Cada Copa se entrega ahora con un kit de accesorios completo, que incluye, por ejemplo, todas las herramientas especiales y espaciadores de horquilla necesarios para el tuning de carreras.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *