Saltar al contenido

Aston Martin DB5 Junior: mucho más que un simple juguete

15 septiembre, 2020
Aston Martin DB5 Junior: mucho más que un simple juguete

El Aston Martin DB5 es uno de los autos más icónicos de todos los tiempos, una verdadera joya automotriz que nunca pasará de moda. También es una de las copias más exclusivas del mundo y las unidades que salen a subasta superan las siete cifras. Aunque ahora existe la posibilidad de llevarlo a casa de otra forma. El Aston Martin DB5 Junior es un automóvil eléctrico destacado para los niños.

Es el resultado de una colaboración entre la firma Gaydon y la especialista The Little Car Company, que se han unido para crear este «juguete» a escala de dos tercios. Para ello escanearon en 3D un Aston Martin DB5 original, por lo que el nivel de precisión y autenticidad es impresionante. Se aprecia en detalles del exterior como las formas de la carrocería, en las que se ha eliminado el techo para facilitar el acceso.

El confiable interior destaca por tener un tablero Smiths totalmente funcional, adaptado para dar datos como la duración de la batería. El reloj analógico de los años 60 se mantiene delante del pasajero. El volante se puede quitar para sentarse cómodamente y luego conducirlo, mientras que cuenta con todo tipo de indicadores funcionales como luces, intermitentes o la bocina.

El Aston Martin DB5 Junior mide solo 3 metros de largo y 1,1 metros de ancho, pero tiene un chasis de aluminio de última generación. En total pesa alrededor de 270 kg y está propulsado por un mecanismo eléctrico de 6,8 hp (5 kW). Gracias a una batería extraíble, es capaz de alcanzar una autonomía de entre 16 y 32 kilómetros, mientras que su velocidad máxima es de 48 km / h. Existen varios modos de conducción para limitar su potencia o sacar todo su rendimiento en función del manejo del niño.

También hay una versión de más prestaciones de este coche eléctrico para niños. El Aston Martin DB5 Vantage Junior tiene un modo de manejo adicional que eleva la potencia a 13,6 hp (10 kW). También incluye un diferencial de deslizamiento limitado (LSD) y una segunda batería para lograr una autonomía de entre 32 y 64 kilómetros. Solo se fabricarán 1.059 unidades, el precio del convencional es de 35.000 libras (unos 37.842 euros al cambio) y por el Vantage hay que pagar 45.000 libras (unos 48.653 euros al cambio).

Fotos: