Carlos Ghosn recibe apoyo desde Naciones Unidas por sus cuatro arrestos en Japón

Carlos Ghosn recibe apoyo desde Naciones Unidas por sus cuatro arrestos en Japón

El ex ejecutivo de la Alianza Renault Nissan Mitsubishi ha recibido un elogio del Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias, que, pese a no ser vinculante, sugiere que Carlos Ghosn debería ser indemnizado porque Japón no respetó sus derechos humanos.

Entre los frentes judiciales que tiene abiertos Carlos Ghosn, el fundamental es el que mantiene con la fiscalía japonesa. Han pasado dos años desde que el ex director general de la Alianza fuera detenido en Japón tras bajarse de un avión privado. Fue acusado de irregularidades y hecho prisionero ipso facto.

Antes de ser liberado por exceder el período de detención provisional (23 días), fue acusado del mismo cargo, pero durante otro período de tiempo de los presuntos hechos. Luego fue acusado de otro cargo, terminó siendo liberado bajo fianza, detenido por un cuarto cargo, puesto en libertad con una segunda fianza a arresto domiciliario … y a fines de 2019 escapó al Líbano, en la víspera de Año Nuevo.

Básicamente es el resumen de lo ocurrido en el país nipón en relación al señor Ghosn entre noviembre de 2018 y diciembre de 2019. Ahora mismo Ghosn es un prófugo de la justicia japonesa y no parece que el Líbano lo vaya a extraditar. Tampoco parece querer irse de allí y caer en un país que sí tiene un tratado de extradición con Japón.

Portada de «La hora de la verdad», el nuevo libro de Carlos Ghosn

Recientemente hubo un pronunciamiento de un grupo de expertos de Naciones Unidas especializados en detenciones arbitrarias (no avalados por el derecho internacional), aunque no hablan en nombre de Naciones Unidas, ni sus deliberaciones implican que vaya a suceder algo especial.

«Los repetidos arrestos del Sr. Ghosn parecen ser un abuso del proceso legal para asegurar que permanezca bajo custodia», dijeron. «Este patrón repetitivo de detenciones fue un abuso extrajudicial que puede no tener base en el derecho internacional», agregaron.

No hubo respuesta inmediata por parte de la Fiscalía de Tokio, ya que el lunes era festivo en Japón, pero hoy hubo una reacción a la opinión de esos expertos. Desde Japón se ha considerado como una injerencia en sus asuntos y el desconocimiento de cómo funciona su sistema legal.

La primera imagen que tuvimos de Ghosn luego de su arresto fue este dibujo donde se encontraba visiblemente deteriorado y con pérdida de peso, en su primera aparición pública ante un juez.

El ministro de Justicia japonés, Yoko Kawakami, afirmó que “es muy decepcionante que este artículo de opinión se base en errores fácticos, confiando solo en una de las partes (Ghosn y sus abogados) sin conocimiento de cómo funciona nuestro sistema legal”.

Desde el punto de vista de la justicia japonesa, es aceptable que un recluso sea mantenido bajo arresto vinculando cargos, que sea interrogado sin la presencia de su abogado, durmiendo con la luz encendida, sin calefacción y sin recibir visitas por dos meses. En total, Ghosn pasó 130 días bajo prisión preventiva. El ex ejecutivo negó en todo momento los cargos en su contra (lo que no ayudó a su situación).

Él contrasta esa postura con la de Ghosn, quien afirma ser víctima de un complot orquestado por altos ejecutivos de Nissan y altos funcionarios del gobierno japonés, siempre que Ghosn no llevara a cabo una fusión Nissan-Renault. Recientemente publicó un libro donde se ha ocupado de izquierda y derecha en este sentido.

Durante casi 20 años, Carlos Ghosn fue el artífice de la recuperación de Nissan y Renault de posiciones muy difíciles a ser el primer fabricante mundial.

Tokio quiere que el grupo de trabajo de las Naciones Unidas corrija las inexactitudes e imprecisiones en su opinión. Tampoco es por el trabajo de compensar a Ghosn por haberlo detenido 130 días y mucho menos ignorar que es un prófugo de su sistema legal. En cierto sentido, la fuga ha sido una humillación para la nación asiática.

Esta historia puede terminar con Ghosn como héroe o como villano, ya que su culpabilidad no ha sido probada de manera fehaciente, y el principio in dubio pro reo presupone la inocencia, es decir, todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Seguramente no volveré a poner un pie en Japón.

Ghosn mantiene frentes judiciales en Holanda y en Francia, en EEUU hubo un problema con la SEC resuelto con una sanción económica

Al parecer, en el sistema judicial japonés hay una alta tasa de condenas, y el sistema es capaz de apretar las tuercas a los presos en mayor medida que en un país como el nuestro, que es más seguro. Carlos Ghosn no cedió a las presiones y mantuvo su inocencia en todo momento. A nivel de los medios, Ghosn recibió un trato más típico de un culpable que de un inocente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *