¿Cuánto es la multa por darse a la fuga?

¿Cuánto es la multa por darse a la fuga?

Ir a la carrera no es un crimen en sí mismo, entonces la multa por ir a la carrera realmente será la que corresponda de acuerdo con otras infracciones que se hayan cometido. Puede haber tan solo 200 euros si hemos causado daños materiales, pero llevamos una pena de prisión si, por ejemplo, incurrimos en la omisión de la reparación.

La cuestión de ‘huir’ no se considera en España como un delito en sí mismo, pero generalmente ocurre cuando intentas ocultar un delito. En otras palabras, los conductores huyen para tratar de ocultar el hecho de que han usado sustancias, por ejemplo, o para evitar que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley detecten la falta de licencias de conducir.

Las estadísticas revelan que en realidad hay miles de conductores que corren en accidentes de tráfico cada año. Entonces, aunque podríamos creer que es algo que generalmente no sucede, es relativamente común ver cómo un conductor se va de donde debe quedarse para evitar ser multado, por ejemplo. Pero, si terminan deteniéndonos, ¿qué pasará? ¿Cuál es la multa por escapar?

Cada año, miles de conductores huyen después de un accidente de tráfico. La multa por huir: depende de por qué abandonas el lugar

Si hemos sufrido un accidente en el que hemos causado daños materiales, por ejemplo, nos exponemos a una sanción administrativa por un monto de 200 euros. Esa sería nuestra multa por escapar y también con el bono de pago rápido habitual. Pero si hubiera víctimas graves, estaríamos cayendo en la omisión de la ayuda y, por lo tanto, podríamos recibir una pena de prisión de tres a doce meses.

Esto significa que, aunque escapar nos traerá problemas de una forma u otra, la gravedad del asunto será diferente dependiendo de la razón por la que huimos de las autoridades competentes. También se debe tener en cuenta que durante el «vuelo» del conductor se podrían cometer otras infracciones, por ejemplo, o que las indicaciones de los agentes de la autoridad se ignoren durante este vuelo.

Por lo tanto, la multa por escapar variará según el caso específico. Si bien huir no es un delito en sí, las autoridades competentes deberán evaluar qué irregularidades se han cometido y qué infracciones podrían haberse cometido más allá de abandonar un lugar donde uno debe permanecer para enfrentar las responsabilidades correspondientes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *