Saltar al contenido

Desarrollan un sistema de inyección DFI que aumenta la eficiencia de los diésel

6 septiembre, 2020
Desarrollan un sistema de inyección DFI que aumenta la eficiencia de los diésel

Se ha dicho durante mucho tiempo que los motores diesel tienen sus días en el mercado contados. Este combustible está desapareciendo del suministro de los fabricantes en Alemania, dadas las ayudas para la compra de híbridos y eléctricos. Sin embargo, un laboratorio mexicano ha encontrado una posible solución que los salva.

Es un experto en el sector de la automoción a nivel europeo y en gran parte del mundo. Se trata de Ferdinand Dudenhöffer, un profesor alemán de larga trayectoria. Uno de sus últimos informes señala que la desaparición del diésel no tiene vuelta atrás, dada la ayuda que países como Alemania para la compra de coches de movilidad sostenible, y por las costosas tecnologías para hacer más eficientes los diésel.

Y sin embargo, no son suficientes, dado que los estándares de emisiones son cada vez más exigentes, por lo que los costos están aumentando, lo que también revierte a los precios que los clientes pagan posteriormente. Con estos factores, los fabricantes evitan invertir en sistemas para la eliminación de partículas y emisiones de NOX, a los que también se suman los de limpieza del hollín que obstruye los inyectores de los motores y que no siempre funciona al 100%.

Con el nuevo sistema de inyección se pueden prescindir de los catalizadores AdBlue SCR El nuevo sistema de inyección DFI para motores diésel eliminaría el montaje del catalizador y AdBlue

En estas circunstancias, Sandia National Laboratories (SNL), una empresa de Nuevo México, asegura haber encontrado la solución: una pequeña pieza que han llamado Ducted Fuel Injection (DFI) y que formaría parte del suministro de combustible, sin obligar a desarrollar una nueva generación de inyectores.

La nueva pieza contiene diferentes tubos que se colocan en los cilindros, detrás de las boquillas de inyección, permitiendo generar una mezcla más homogénea y que, según estudios mexicanos, se quema mejor sin formar hollín, reduciendo así la generación de partículas de NOx en un 50 por ciento. para que pueda compensar su montaje.

Por ahora, no sabemos si algún fabricante se ha interesado por esta parte, pero los creadores señalan un par de ventajas más: la primera supondría deshacerse de los catalizadores SCR que, a través de AdBlue, reducen los óxidos de nitrógeno y no se consideran como muy eficaz, mientras que el segundo es el bajo coste de su producción y su fácil adaptación a los motores actuales.

¿Verano e invierno gasolina y diesel? Te contamos cómo afectan a tu cocheLeer noticia