Ejemplo de descarbonización: Los BMW iX y BMW i4 serán producidos íntegramente usando energía hidroeléctrica | forococheselectricos

Ejemplo de descarbonización: Los BMW iX y BMW i4 serán producidos íntegramente usando energía hidroeléctrica | forococheselectricos

Los procesos de descarbonización de la industria automotriz marcan el camino de toda la industria mundial hacia una forma productiva neutra en carbono y comprometida con el medio ambiente. La marca bávara acaba de anunciar que sus nuevos coches eléctricos BMW iX y BMW i4 serán producidos con energía hidroeléctrica.

Las fábricas de Dingolfing y Munich serán abastecidas por energía hidroeléctrica y local. Esto se ha conseguido tras la firma de dos contratos con Stadtwerke München y RWE Supply & Trading, dos empresas locales que suministrarán energía hidroeléctrica de los ríos Isar y Lech, afluentes del Danubio en la región alemana de Baviera.

Como señala Milan Nedeljković, miembro del Consejo de Producción, sobre este paso adelante: «En BMW Group hemos adoptado una visión global, en la que la sostenibilidad está integrada en toda la cadena de valor».

Nedeljković afirma el espíritu de la marca alemana de que «en lugar de simplemente minimizar las emisiones de la conducción, también estamos trabajando para reducir significativamente la huella de carbono de nuestros procesos de producción».

Energía limpia a nivel mundial para BMW

Hoy, BMW Group ya suministra a sus instalaciones de producción a nivel mundial con energía verde por completo.

Según Nedeljković: «La novedad es que, en el futuro, obtendremos electricidad renovable directamente de proveedores locales ubicados cerca de nuestras plantas».

La electricidad verde necesaria para la producción del BMW iX provendrá de las centrales hidroeléctricas de Isar Uppenborn entre Moosburg y Landshut, mientras que la producción del BMW i4 se llevará a cabo con energía limpia de las centrales hidroeléctricas de Lech en Gersthofen y Rain.

La energía que suministran también se utiliza para fabricar una amplia gama de componentes para los dos modelos eléctricos, en las plantas de BMW Group en Landshut, Dingolfing y Berlín.

La marca teutónica trabaja desde 2013 para incrementar el suministro de energía procedente de fuentes renovables. Un ejemplo de esto son los cuatro aerogeneradores de la planta de Leipzig que proporcionan toda la electricidad necesaria para fabricar el BMW i3.

Otro de los muchos ejemplos de la red de producción de BMW Group es la planta más reciente, en San Luis Potosí (México), donde la producción se alimenta en gran medida con energía de grandes paneles solares.

Objetivos a largo plazo y análisis de datos.

Los objetivos energéticos establecidos por BMW Group están pensados ​​a largo plazo. Entre 2006 y 2019, las emisiones de la producción se redujeron en más del 70% por vehículo.

De cara al futuro, Nedeljković explica: «Queremos reducir las emisiones de CO2 en otro 80 por ciento para 2030, para que sea menos del 10 por ciento de lo que eran en 2006».

Además de obtener energía 100% verde, desde 2020 BMW Group ha invertido constantemente en mejorar la eficiencia energética aprovechando las oportunidades de la digitalización.

El análisis de datos ya ha contribuido a hacer la producción más eficiente, por ejemplo, con el mantenimiento predictivo de la máquina y minimizando el número de piezas rechazadas en el taller.

Además de reducir drásticamente las emisiones reales de CO2, BMW Group compensará completamente las emisiones restantes (Alcance 1 + 2) a través de los certificados correspondientes.

Fuente | BMW Group

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *