El 2021 llega con impuestos más altos y sin ayudas directas a la compra

El 2021 llega con impuestos más altos y sin ayudas directas a la compra

Finalmente, el sector de la automoción debe prepararse para lo peor en 2021, que en cuestión de horas será una realidad. Aunque la mayoría de los habitantes están deseando dejar atrás uno de los peores años de la historia reciente, estoy convencido de que económicamente algunos preferirían quedarse como estaban … y que las cosas iban mal.

Si se suma la subida de impuestos que entra en vigor el 1 de enero cuando entre en vigor el ciclo de homologación WLTP (que altera los consumos para hacerlos más reales y por tanto también las emisiones de CO2, que a su vez se encargan de marcar los tramos para el Impuesto de Matrícula) hay que añadir el fin de las ayudas del Plan RENOVE.

Sí, escuchaste bien. No se han gastado todos los millones previstos (solo 42 de los 250 previstos) para incentivar la venta de coches nuevos en estos meses y el dinero restante del presupuesto quedará directamente en las arcas del Estado ya que no está previsto renovar las ayudas de forma automática, complicando aún más las cosas para la industria.

Sin las ayudas directas que en algunos ha sido clave para el cambio de coche, hay que sumar el Impuesto de Matriculación que subirá en muchos de los modelos comercializados (y producidos) en el país, los usuarios deberán abonar cifras que en algunos casos supondrán hasta 3.000 € de diferencia por el mismo coche.

No sabemos si en unos días, semanas o meses se trasladará para incentivar la renovación de un parque muy antiguo que no solo es inseguro sino que además contamina considerablemente. Con todo ello podemos anticipar un año muy complicado para muchas familias que viven en el sector del automóvil (y son muchas) tanto en la producción como en la distribución de vehículos, componentes, etc.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *