El lanzamiento de nuevos eléctricos en Europa «eclipsa» a Tesla: Pierde cuota

El lanzamiento de nuevos eléctricos en Europa «eclipsa» a Tesla: Pierde cuota

La excelente demanda registrada por Tesla en el año 2019 dominando las ventas de vehículos eléctricos en Europa parece que no se repetirá en el corto plazo. Si bien los vehículos eléctricos aumentaron sus ventas en el viejo continente el año pasado incluso con la pandemia que cerró muchos concesionarios, en Tesla las cifras no se mantuvieron al día con las del año anterior.

Según datos oficiales, Volkswagen fue la empresa que más vehículos eléctricos vendió en 2020 en el mercado europeo, superando las 134 mil unidades gracias al buen hacer del e-Golf (al final de su vida comercial) y la introducción del ID.3 que ha cosechado una excelente acogida. Las matriculaciones de la firma alemana aumentaron un 235%.

Renault logró terminar segundo gracias a la sensacional demanda que ha mantenido el ZOE durante toda la pandemia. En países como Alemania o Francia es líder indiscutible en el segmento eléctrico, aprovechando también otros coches. El Twingo Electric también promete cifras de ventas muy altas, al menos en su mercado nacional.

Tesla, por su parte, cerró 2020 con una caída de más del 10% respecto al año anterior y estuvo cerca de las cien mil unidades vendidas en total. La demanda en países de gran importancia como Noruega y Holanda no fue la esperada, quedando eclipsada por las nuevas Polestar 2 y Audi e-tron que con la carrocería Sportback ha conquistado al público.

A pesar de estos datos, el Tesla Model 3 logró seguir siendo uno de los modelos más vendidos del viejo continente con motor eléctrico. En concreto, quedó en segundo lugar solo detrás del Renault ZOE (99 mil unidades) y por delante del VW ID.3, que en apenas cuatro meses ya logró vender 56 mil unidades por las 87 mil del Model 3 en doce meses.

Con la reciente bajada de precios del Model 3, parece que Tesla podría recuperar algo del terreno perdido, y esto a pesar de ser producido en China y de los muchos problemas de calidad que se han detectado durante muchos meses (están peor terminados que los estadounidenses ). Es de esperar que las unidades alemanas, una vez que entren en producción, encuentren finalmente una solución a un problema que la marca arrastra desde hace años y que parece ignorar; total, todo está vendido.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *