El NIO eT7 llegará en 2022 con más de 1.000 kilómetros de autonomía gracias a sus baterías de electrolito sólido con 150 kWh de capacidad | forococheselectricos

El NIO eT7 llegará en 2022 con más de 1.000 kilómetros de autonomía gracias a sus baterías de electrolito sólido con 150 kWh de capacidad | forococheselectricos

William Li, CEO de la startup china NIO, presentó la primera berlina de la compañía con motivo del NIO Day 2020: el eT7. Esta berlina aerodinámica (0,23 Cx) con una longitud de 5,10 metros se colocará en el segmento F (berlinas representativas) y acompañará a los actuales eS6, eC6, eS8 y eP9 dentro de la gama del fabricante.

El vehículo se ofrecerá con tres tamaños de batería: 70 kWh (rango NEDC 500 km), 100 kWh (rango NEDC 700 km) y 150 kWh (rango NEDC 1000 km). Este último paquete será de electrolito sólido (electrolito híbrido de solidificación in situ, cátodo ultra rico en níquel con nano-recubrimiento, ánodo compuesto inorgánico de Si / C) y tendrá un diseño Cell to Pack libre de módulos.

Su densidad energética será de 360 ​​Wh / kg (una mejora de más del 50%), y hará uso de un sistema de gestión basado en la nube (BMS) y un sistema de control de temperatura para todo clima. El nuevo paquete también se puede montar en el actual eS6 (900 km NEDC), eC6 (910 km NEDC) y eS8 (850 km NEDC). Aunque las primeras entregas del eP7 se realizarán a principios de 2022 con la batería de 100 kWh, la versión de 150 kWh no llegará hasta el cuarto trimestre de ese mismo año.

El tren motriz del eT7 constará de dos motores (tendrá tracción total), el delantero de 245 CV (180 kW) y el trasero de 408 CV (300 kW). La potencia combinada total será de 653 CV (480 kW), con un par máximo de 850 Nm, lo que te permitirá hacer el 0 a 100 km / h en 3,9 segundos. Además, gracias a sus frenos Brembo podrá ir de 100 a 0 km / h en tan solo 33 metros.

Más allá de sus brillantes prestaciones, otro de los puntos de mayor interés será su nuevo sistema de conducción autónoma NAD (NIO Autonomous Driving). NAD podrá conducir de forma autónoma en carreteras, áreas urbanas e incluso en las estaciones de intercambio de baterías de la empresa. Los clientes de NIO pueden suscribirse al servicio NAD por 85,9 euros al mes al tipo de cambio.

El Aquila Sensing utilizado en el NAD hará uso de un LiDAR con un láser de 1.550 nm desarrollado con Innovusion capaz de ver hasta medio kilómetro de distancia en un ángulo de 120 grados. Además, también contará con 11 cámaras de 8 MP (Tesla utiliza solo cámaras de 1,2 MP) capaces de detectar vehículos a 680 metros y peatones a más de 220 metros, así como 12 sensores ultrasónicos y un radar Wave.

El sistema, basado en múltiples redundancias para mejorar la seguridad, puede enfocarse dinámicamente en un objeto de interés para lograr una detección precisa incluso de elementos pequeños. El ordenador encargado de gestionar el sistema de conducción autónoma, ADAM, estará formado por 48 núcleos de CPU A78, 256 núcleos Tensor de tercera generación, 8.096 núcleos CUDA y 68.000 millones de transistores, con una potencia de 1.016 TOPS (Tera operaciones por segundo), aproximadamente 7 veces más alto que el FSD de Tesla.

En términos de tecnología integrada, el eT7 disfrutará de la primera llave digital UWB del mundo. Las manijas se desplegarán automáticamente cuando el usuario se acerque al vehículo, y las puertas tendrán cierre automático. Tampoco faltarán detalles como la instrumentación digital Smart Cockpit de segunda generación, una pantalla táctil vertical de 12,8 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento, un techo panorámico laminado, asientos con masaje y un sistema de sonido de 1.000 vatios. además de garantía de por vida y conectividad ilimitada gratuita.

Al igual que el resto de modelos NIO, el eT7 puede beneficiarse del sistema de cambio de batería de la empresa, que permite el reemplazo automático de un paquete cargado en menos de 3 minutos. Cada estación NIO de segunda generación (Battery Swap Station 2.0) puede almacenar 13 baterías, realizando 312 intercambios por día. La compañía quiere llegar a las 500 estaciones construidas en China a lo largo de este año.

La versión de 70 kWh partirá de 56.593 euros al cambio, aunque con el alquiler de la batería el precio se puede reducir hasta los 47.750 euros, con la cuota mensual de 123,8 euros. La variante de 100 kWh saldrá a 63.920 euros al cambio, que se quedan en 47.750 euros con un alquiler de batería de 187 euros al mes. Aunque se desconoce el precio del modelo con 150 kWh, sus compradores disfrutarán de acceso gratuito a la red de estaciones de cambio de batería NIO de por vida.

Relacionados | El crecimiento del coche eléctrico desencadena la valoración de las marcas en bolsa. NIO y BYD superan a Mercedes, General Motors o BMW

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *