El nuevo Tesla Model S se deja ver con nuevas cámaras laterales de gran tamaño (Fotos) | forococheselectricos

El nuevo Tesla Model S se deja ver con nuevas cámaras laterales de gran tamaño (Fotos) | forococheselectricos

A la espera de que la renovada gama del buque insignia de Tesla, el Model S, llegue a manos de los futuros propietarios, llegan imágenes de los prototipos y unidades de prueba que hacen los ajustes finales antes del despegue de la producción desde Estados Unidos de la renovada berlina.

Uno de los aspectos de una unidad cazada en California que más llama la atención es el gran tamaño de las cámaras laterales montadas en los dos alerones delanteros.

Este nuevo formato ha generado mucho debate en los foros de EE. UU. Preguntándose qué tipo de cámaras pueden acomodar los soportes laterales prominentes.

¿Nuevo hardware o solución a un problema?

Aunque muchos usuarios en redes sociales y foros han especulado con nuevas cámaras más avanzadas, en comparación con las instaladas en el Model 3 e Y, que representan un avance para los sistemas de conducción autónoma de Tesla su FSD, lo cierto es que la explicación podría ser más simple.

El nuevo Tesla Model S y especialmente la versión más exagerada jamás construida por Tesla, a la espera de la llegada del Roadster 2.0, ha visto aumentar significativamente su ancho trasero.

El motivo de las nuevas dimensiones que también han modificado la silueta de la parte trasera y lateral de la berlina, es el ensanchamiento del eje trasero que ahora aboga no por uno, sino por dos motores en el eje trasero.

Todo este despliegue tecnológico para conseguir el rendimiento puro y ponerle las cosas difíciles a Porsche y al resto de la competencia, pudo haber provocado que los soportes delanteros de las cámaras laterales no ‘evitaran’ el aumento de ancho de las traseras.

Por ello, y para garantizar el correcto campo de visión de una cámara encargada de monitorizar el ángulo muerto del coche eléctrico, es fundamental que estos sobresalgan más de lo deseado del plano del alerón delantero.

Navaja de Ockham

Aunque pueda parecer sorprendente para autos de alta gama como el Model S, Tesla no usa radares en las esquinas de los parachoques traseros, como los que equipan Hyundai y muchas otras marcas, para controlar el ángulo muerto con total confiabilidad, o la marcha atrás. maniobras. , donde la supervisión del tráfico lateral es fundamental.

Pese a ser sistemas de bajo coste en la actualidad, Tesla intenta suplantar estos equipos con su tecnología de visión, que en el caso de los ángulos muertos y el control del tráfico en marcha atrás, deja mucho que desear y no ofrece al conductor la misma seguridad que los sistemas tradicionales.

Las pruebas realizadas por FCE a bordo de un Tesla Model 3 y un Hyundai Kona eléctrico mostraron la superioridad en este apartado específico de los tradicionales sistemas de control de ángulo muerto, en comparación con la alternativa de Tesla.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *