Saltar al contenido

Entrevistamos a Carlos Álvarez Córdoba, CEO de LUPA Motors, la startup española que quiere fabricar coches eléctricos asequibles | forococheselectricos

10 octubre, 2020
Entrevistamos a Carlos Álvarez Córdoba, CEO de LUPA Motors, la startup española que quiere fabricar coches eléctricos asequibles | forococheselectricos

Una de las novedades de la semana ha sido, sin duda, la presentación del proyecto LUPA Motors, una startup española que nace con el objetivo de fabricar coches eléctricos asequibles. La compañía promete que su primer modelo, el E26, llegará al mercado en 2023 a un precio antes de impuestos de 17.000 euros, seguido en 2024 por un SUV urbano y una furgoneta de reparto de última milla.

El E26 se presenta como un vehículo utilitario del segmento B de 4,07 metros de largo con una batería de 42 kWh de capacidad. Su motor eléctrico anuncia una potencia máxima de 117 CV (87 kW), que sobre el papel debería permitirle alcanzar una velocidad máxima de 150 km / h. En cuanto a la carga, LUPA Motors promete que podrá recuperar el 80% de su autonomía en 30 minutos conectado a un punto de 100 kW en corriente continua.

Uno de los aspectos más destacados del E26 y del resto de modelos de la firma serán sus baterías extraíbles, lo que permitirá que, cuando decidamos cambiar de coche, podamos vender nuestro vehículo de segunda mano sin el pack, que se instalará más adelante en nuestro nuevo coche, que también nos habría salido más barato si lo compramos sin pilas.

Por otro lado, LUPA Motors también quiere ingresar al sector de baterías domésticas. Así, para el 2026 la marca quiere lanzar su propio «powerhome»; Además, cuando se acabe la vida útil de la batería de un coche, se ofrecerá al cliente la posibilidad de transformar el pack en una batería doméstica a un precio estimado de 2.100 euros (incluido el contenedor «armario», electrónica, etc).

Dado el interés que despierta esta iniciativa, nos hemos puesto en contacto con Carlos Álvarez Córdoba, director general de LUPA Motors, para que nos explique con mayor profundidad el proyecto y los planes de futuro de la empresa.

Carlos Álvarez Córdoba es piloto de profesión, habiendo competido en todo tipo de disciplinas (karting, Fórmula 3, GT…); Sin embargo, los últimos seis años los he pasado trabajando como tester en McLaren Automotive, ayudando a la histórica firma inglesa en el desarrollo de sus modelos de calle. ¿Cómo llega un piloto a liderar la puesta en marcha de un automóvil eléctrico?

Álvarez explica que llevaba unos años desarrollando la idea con sus compañeros de trabajo en IDIADA (Instituto de Ingeniería Aplicada del Automóvil), con quienes coincidió en que, dados los muchos kilómetros que tenían que recorrer a diario, tener un coche eléctrico para ellos. sería muy rentable … excepto por el hecho de que, en ese momento, la mayoría eran mucho más caras que sus equivalentes de combustión.

Sin embargo, esta idea empezó a gestarse en abril de este año con el inicio del diseño de su Plan de Negocio, mientras que los primeros contactos con proveedores se produjeron a finales de julio. LUPA Motors está formada actualmente por técnicos españoles autónomos; Sin embargo, Álvarez nos ha confirmado que la empresa comenzará a contratar personal en febrero / marzo del próximo año, luego de la presentación completa del proyecto en enero.

Uno de los puntos más discutidos en ese momento por nuestros lectores fue sus dudas sobre la capacidad de una pequeña startup como LUPA Motors para desarrollar una plataforma de patineta para autos eléctricos. Álvarez nos explicó durante nuestra entrevista que, por motivos económicos, sería imposible amortizar su propia plataforma, cuyo coste de desarrollo sería superior a los 500 millones de euros.

Por lo tanto, inicialmente LUPA Motors utilizará una plataforma eléctrica de un proveedor externo. Ya hemos visto esta estrategia con Fisker y Pininfarina, que utilizarán plataformas Volkswagen y Bosch / BENTELER respectivamente para sus futuros modelos eléctricos. Álvarez nos confirmó que LUPA Motors está actualmente en conversaciones con varios proveedores (entre ellos Bosch y BENTELER, así como varias empresas estadounidenses), aunque inicialmente descarta el uso de la plataforma MEB de Volkswagen por razones de costos.

Aunque la arquitectura mecánica será de origen externo, todo el software será desarrollado por técnicos de LUPA Motors, incluido el sistema de gestión de baterías. En cuanto a las celdas, aunque aún no se ha elegido un socio, actualmente están en contacto con varios candidatos, entre los que se encuentran varias startups que quieren incursionar en el negocio de las baterías. A diferencia de la mayoría de proveedores (como los de sistemas de seguridad), que serán españoles o, en su defecto, europeos, las células probablemente vendrán de Asia.

Respecto al sistema de batería extraíble, Álvarez explica que el objetivo no es habilitar los cambios rápidos que utilizan marcas como NIO como repostaje, sino crear un sistema que permita una extracción relativamente ágil (alrededor de una hora) para «pasar» el paquete de un vehículo a otro. Aunque LUPA Motors venderá coches sin baterías a aquellos clientes que ya tengan una, no se plantea ofrecer un sistema de alquiler de packs como el que tenía Renault hasta hace poco.

¿Cómo se las arreglará la empresa para ofrecer coches asequibles sin las sinergias de un gran grupo? Para conseguir este objetivo, Álvarez hace hincapié en el modelo de venta online, ya que al apostar por la venta directa, la empresa se ahorrará el elevado desembolso económico que supondría tener una red propia de concesionarias. También menciona la construcción de una fábrica moderna y eficiente en España, así como bajos márgenes de beneficio para conseguir un coste competitivo.

LUPA Motors ya ha recibido solicitudes de talleres de toda Europa (Malta, Reino Unido e incluso Madrid) para asociarse con la empresa y encargarse de ofrecer servicio técnico a sus modelos; Sin embargo, por el momento aún no se ha llegado a un acuerdo, ya que la startup está actualmente más enfocada en desarrollar su primer vehículo.

El momento clave de la entrevista llega cuando sacamos los aspectos económicos de la iniciativa. Álvarez confiesa haber leído numerosos comentarios de internautas desconfiados que comparan la iniciativa LUPA Motors con proyectos fallidos como Hiriko, incluso sugiriendo que su único objetivo sería obtener subvenciones públicas.

Aquí Álvarez es contundente: no se ha puesto en contacto con las instituciones, pues se niega a que el proyecto dependa de los subsidios. LUPA Motors está negociando actualmente con varios fondos de inversión (Venture Capital) de España, Estados Unidos e incluso Brasil para llevar a cabo el proyecto. También confiesa que tras la presentación de LUPA Motors, algunas instituciones públicas interesadas en atraer el proyecto a sus respectivas Comunidades Autónomas se han puesto en contacto con él, aunque inicialmente le gustaría que la fábrica estuviera en Barcelona.

Centrándose en el primer modelo de LUPA Motors, el E26, Álvarez se aventura a estimar que las primeras mulas rodarán entre junio y julio (primero comenzarán a probar una mula de propulsión y una mula de chasis, que serán seguidas en breve por una mula de durabilidad. utilizado para probar los componentes del tren motriz y del chasis de las mulas anteriores).

Aunque no puede darnos una fecha exacta para la presentación de los primeros prototipos, estima que serán revelados en 2022. Respecto al polémico diseño de la E26, Álvarez comenta que los renders mostrados hasta ahora son un simple planteamiento inicial, y que Aunque se mantendrán aspectos como la parrilla (por motivos estéticos, ya que no será funcional), las manijas planas de las puertas o la sencillez generalizada de líneas (una carrocería sencilla permite menores costes), piezas como la polémica trasera del coche. podría cambiar para adoptar formas más convencionales.

Respecto a la autonomía, quiso aclarar que los 400 km máximos recogidos por algunos medios son un error de un periodista, ya que estiman que el E26 logrará una homologación entre 320 km y 350 km bajo el ciclo europeo, que se mantendrá en unos 280 reales. km. Estas cifras originales han sido calculadas por software, teniendo en cuenta aspectos como la aerodinámica del coche. Más allá de la batería, LUPA Motors quiere lograr una autonomía competitiva mejorando la eficiencia general del automóvil (por ejemplo, planea colaborar con una empresa de electrónica con sede en el norte de España).

El precio de 17.000 euros antes de impuestos (9.400 euros antes de impuestos sin pilas, 20.570 euros con IVA y pilas, 11.374 euros con IVA y sin pilas) del E26 ha sido calculado pieza a pieza e incluyendo márgenes de beneficio. En cuanto a la furgoneta de reparto, Álvarez mencionó que será una derivada del E26, mientras que el SUV urbano (conocido como SUV42 y SUV64 internamente) será más largo y estará disponible tanto con la batería de 42 kWh del E26 como con una más grande. 64 kWh.

Durante los próximos meses, Álvarez seguirá trabajando con inversores y proveedores para llevar a cabo el proyecto; Paralelamente, el equipo técnico seguirá desarrollando el E26. Para enero de 2021 deberíamos tener noticias de la compañía nuevamente, cuya evolución continuaremos informando en futuros artículos. ¿Tendrá éxito esta prometedora iniciativa española? Deseamos que así sea.

Relacionados | LUPA E26: un coche eléctrico español que llegará en 2023 con hasta 400 kilómetros de autonomía por 17.000 euros