¿Es cierto que multan por conducir con el abrigo? Lo que dice la ley al respecto

¿Es cierto que multan por conducir con el abrigo? Lo que dice la ley al respecto

Con el invierno y las bajas temperaturas, subir al coche también tiene sus inconvenientes. En los primeros minutos, hasta que se caliente, es normal que haga frío, sobre todo cuando el vehículo lleva muchas horas al aire libre. Sin embargo, en muchas ocasiones hemos escuchado que no es recomendable conducir con abrigo. De hecho, se dice que existe el riesgo de ser sancionado por esta conducta. Pero realmente, ¿cuánta verdad hay en esta declaración?

Puede parecer casi una leyenda urbana que se pueda recibir una multa por llevar un abrigo al volante, ya que no hay muchos casos documentados sobre este hecho. Para ser fieles a la verdad, hay que decir que la DGT no prohíbe expresamente conducir con ropa, no existe ninguna norma que la recoja como tal. Pero ocurre lo mismo que conducir con chanclas o recientemente con máscara, si las autoridades consideran que puede afectar negativamente, estarían en su derecho de sancionar la conducta.

Según el artículo 18.1 del Reglamento General de Circulación, «El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimiento, el campo de visión necesario y la atención permanente a la conducción, que garantizan su propia seguridad, la del resto de conductores . ocupantes del vehículo y el de otros usuarios de la vía. Si el usuario lleva un abrigo voluminoso con el que no puede mantener la libertad de movimiento (y está comprobado) es entonces cuando podría ser multado por las autoridades competentes.

Sería una sanción leve que podría suponer entre 80 y 200 euros de multa (dependería de la interpretación del agente) y que no restaría puntos al carnet de conducir. Pero ya no solo es importante no conducir con un abrigo incómodo para evitar multas, sino también por seguridad. Ya hemos hablado del efecto subacuático en un accidente y una prenda inadecuada podría hacer que el cinturón de seguridad sea menos eficaz. Por ello, siempre es recomendable quitarse el abrigo antes de partir, aunque al principio haga un poco de frío. Entonces la calefacción hará más llevadero el viaje, no habrá riesgo de multas y la seguridad no se verá comprometida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *