Saltar al contenido

Esta batería para el hogar con hidrógeno tiene el triple de capacidad que una Powerwall de Tesla

21 octubre, 2020
Esta batería para el hogar con hidrógeno tiene el triple de capacidad que una Powerwall de Tesla

La empresa australiana LAVO, ha confirmado oficialmente el inicio de las ventas el próximo noviembre del que será el primer sistema de almacenamiento residencial para empresas que utilizarán hidrógeno para acumular energía. Un nuevo uso de una tecnología que busca explorar los muchos nichos donde la demanda apenas ha comenzado a expandirse.

La tecnología se ha desarrollado en colaboración con científicos de la Universidad de Nueva Gales del Sur y utiliza energía fotovoltaica para producir hidrógeno a través de la electrólisis. El hidrógeno se almacena en un depósito de hidruro metálico y se convierte nuevamente en electricidad cuando es necesario usando una celda de combustible.

Es un pequeño armario con unas medidas de 1680mm de alto, 1240mm de ancho, 400mm de espesor y un peso con depósito lleno de 324 kilos. Una batería con una capacidad de 40 kWh, suficiente según los responsables de la empresa para ofrecer entre dos y cuatro días de autonomía a un hogar medio.

Tiene una potencia de carga y descarga de 5 kW a 48 V, y una garantía de 10 años con una vida útil estimada de 20.000 ciclos.

Pero a diferencia de los sistemas de baterías de litio, el hidrógeno se enfrenta a algunas dificultades cuando se trata de su aplicación en sistemas residenciales o de pequeñas empresas. Según Jake Whitehead, miembro de la Universidad de Queensland: “Pasar del laboratorio a la implementación a escala comercial es increíblemente difícil. Los electrolizadores consumen mucha energía y muchas instalaciones solares domésticas pueden no generar suficiente electricidad para hacer funcionar el sistema de manera eficiente. «

Esto significa que además de contar con paneles fotovoltaicos para producir hidrógeno mediante electrólisis, será necesaria una potencia instalada suficientemente robusta para compensar la variabilidad de la radiación solar a lo largo del día, pero también de las estaciones del año e incluso el lugar de instalación del sistema.

Otro desafío al que se enfrentan son los precios. LAVO espera poder iniciar las ventas de algunos sistemas en noviembre que iniciarán sus primeras entregas en junio de 2021, y que lo harán a un precio de 34.750 dólares australianos, que son 29.400 euros al cambio.

Una cantidad que nos daría prácticamente por tres Tesla Powerwalls, con un precio de 12.500 dólares australianos por unidad, y que nos ofrecería los mismos 40 kWh de capacidad, y un poco más de potencia de salida con 5 kW nominales y 7 kW pico.

Un primer intento que deberá superar los retos de la reducción de costes si quiere afianzarse en un mercado de baterías de respaldo cada vez más competitivo gracias a las fuertes economías de escala que están logrando las baterías de litio debido al impulso del sector del transporte.

Más info | LAVADO

Relacionado