La fábrica de BMW en Múnich se centrará en las mecánicas eléctricas a partir de 2026

La fábrica de BMW en Múnich se centrará en las mecánicas eléctricas a partir de 2026

BMW está acelerando el cambio hacia la movilidad eléctrica y fortaleciendo su red global para la producción de vehículos electrificados. Lo hemos visto con el iX, el primer modelo 100% eléctrico de la marca, y la compañía de hecho está invirtiendo 400 millones de euros en una nueva línea de producción dentro de su planta principal en Múnich, y concentrará sus actividades en la fabricación de motores de combustión interna en Europa en las ubicaciones de Steyr (Austria) y Hams Hall (Inglaterra).

“Estamos implementando sistemáticamente nuestra estrategia de electrificación. Para fines de 2022, cada una de nuestras plantas en Alemania producirá al menos un vehículo totalmente eléctrico ”, dijo Milan Nedeljković, miembro de la junta directiva y jefe de producción de la firma bávara. «Los avances de este año reducirán nuestros costes fijos en aproximadamente 500 millones de euros a finales del próximo año», subraya el gerente.

Y resulta que BMW tiene uno de los sistemas de producción más flexibles de la industria automotriz en todo el mundo. «Somos capaces de fabricar automóviles eléctricos y con motor de combustión en una línea y responder de manera flexible a las solicitudes de los clientes», dijo Nedeljković. “Este es un factor de éxito crucial. Durante la crisis de COVID-19, hemos demostrado que podemos responder rápida y eficazmente incluso a los desarrollos volátiles del mercado mientras mejoramos permanentemente nuestra estructura de costos. «

BMW está convirtiendo su planta principal en Munich en el futuro. Tras la ampliación del taller de carrocería y la construcción de un nuevo espacio de pintura entre 2016 y 2018, la empresa invertirá alrededor de 400 millones de euros en un nuevo montaje de vehículos de aquí a 2026. “Desarrollamos continuamente la planta de Múnich hacia la movilidad eléctrica y creando estructuras de producción eficientes y competitivas para este propósito ”, quiere destacar Nedeljković. «Esta decisión indica nuestro fuerte compromiso con la ubicación de Munich».

El nuevo conglomerado de la metrópoli alemana se construirá en el sitio que se utiliza hoy para la producción de motores de combustión de cuatro, seis, ocho y 12 cilindros, que ahora se fabricarán en las ubicaciones de Steyr en Austria y Hams Hall. en el Reino Unido. “La reestructuración de nuestra red de producción de motores es un movimiento estratégico que está orientado hacia el futuro. También estamos aumentando nuestra eficiencia y optimizando la utilización de todas nuestras capacidades ”, dijo Nedeljković en el comunicado.

La producción de motores saldrá de Múnich por etapas a más tardar en 2024, mientras que los empleados continuarán trabajando en diferentes áreas de planificación y producción en la ciudad o en cualquier otro lugar de Baviera. Solo en su centro de producción de tecnologías E-Drive en Dingolfing, aumentará el número de empleados, de 1.000 en la actualidad a 2.000. “La transformación de nuestras plantas y la obtención de futuros puestos de trabajo van de la mano”, dijo Ilka Horstmeier, miembro del consejo de administración de la marca y responsable de Recursos Humanos.

El realineamiento de la red de producción se basa en tres prioridades: transformación hacia la electromovilidad y la digitalización; la eficiencia de procesos y estructuras; y sostenibilidad en producción y logística. Asimismo, la planta china de Dadong también ha comenzado a producir el BMW iX3. «Para fines de 2022, todas las plantas alemanas tendrán al menos un automóvil 100% eléctrico en su programa», enfatizó Nedeljković. A partir del próximo año, el BMW i4 y el BMW iX saldrán de las líneas de producción en Munich y Dingolfing, respectivamente.

Las variantes totalmente eléctricas del BMW Serie 7 y el futuro Serie 5 también están listas para su uso en Dingolfing. La planta de Ratisbona también comenzará a fabricar la tercera iteración del X1 en 2022, que estará disponible con motores de combustión y un sistema de propulsión totalmente eléctrico. A partir de 2023, la fábrica de Leipzig, la encargada de construir el icónico y ahora fallecido i3 desde 2013, también se encargará de construir el sucesor del MINI Countryman, también con mecánica de combustión interna y como variante cero emisiones.

Al mismo tiempo, BMW Group está ampliando su capacidad para fabricar transmisiones eléctricas. La empresa está invirtiendo en equipos de producción de baterías de alto voltaje y carcasas de accionamientos eléctricos integrados en el centro de competencia para la producción de accionamientos eléctricos en Dingolfing. Harán lo mismo en Leipzig y Regensburg a partir de 2021. Paralelamente, la empresa está aumentando la capacidad de producción de carcasas de accionamiento eléctrico.

BMW

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *