La sueca Altris desarrolla una batería de sodio que competirá en precio con las litio-ferrofosfato (LFP) | forococheselectricos

La sueca Altris desarrolla una batería de sodio que competirá en precio con las litio-ferrofosfato (LFP) | forococheselectricos

La carrera por desarrollar mejores baterías no solo implica buscar mayores densidades de energía, sino también mejorar aspectos como el precio y la sostenibilidad. Dos aspectos que la startup sueca Altris asegura haber conseguido solucionar con sus nuevas baterías de iones de sodio.

La clave de estos es su composición formada por un solo metal (hierro) mientras que el resto de componentes son aire, agua de mar y madera. Algo que los convierte en una alternativa que ha sido catalogada como «excepcionalmente sostenible» además de segura.

Según el profesor Josh Tomas, director ejecutivo y fundador de LiFeSiZE, una empresa derivada de la Universidad de Uppsala y asociada con Altris: “Hemos fabricado estas baterías de iones de sodio con el mismo equipo de producción y tecnología que utilizamos para fabricar baterías. iones de litio. Se han fabricado celdas de batería de tamaño comercial con una capacidad de 1,3 Ah y un voltaje de 3,1 Voltios ”.

Esto significa que, además de ser económica y sostenible, la producción de estas células difícilmente supondrá cambios en las líneas de fabricación de baterías actuales. Otro punto positivo importante.

El objetivo es implementar una alternativa más capaz y económica a las baterías de ferrofosfato de litio. Un sistema establecido en el mercado ante el cual Altris propone un tipo de batería con mayor facilidad a la hora de encontrar materias primas para su producción, así como de mayor potencia.

Actualmente las baterías LFP son más competitivas en aspectos como precio y vida útil. Secciones que desde Altris indican que podrán superar en 2023 con la nueva generación de sus baterías que representarán una verdadera revolución si cumplen con todo lo prometido.

El resultado según los desarrolladores será una tecnología de baterías con altas cifras de densidad energética, a precios competitivos, sin comprometer la sostenibilidad, la fiabilidad o el rendimiento. Y también que no requerirá grandes inversores de los fabricantes actuales.

Una combinación que suena demasiado buena para ser verdad, y que sería un importante paso adelante no solo para hacer las baterías más económicas, sino también para hacerlas algo más sostenibles.

Relacionados | Baterías de iones de sodio: una alternativa prometedora y económica al litio que se acerca cada vez más

Fuente | Innoenergía

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *