Por qué huele mal el aire acondicionado del coche y cómo eliminarlo

Por qué huele mal el aire acondicionado del coche y cómo eliminarlo

Se acerca el verano y el calor es cada vez más fuerte. Después de meses de no usarlo, encendemos el aire acondicionado del coche y… sale un olor muy desagradable de los aireadores. ¿Qué está pasando y cómo podemos solucionarlo?

En España, así como en otros países con aguas termales y veranos, el aire acondicionado es un elemento imprescindible en los vehículos, ya que las habitaciones superan con creces los 40 ºC cuando pasan tiempo al sol.

Por eso es especialmente molesto cuando el aire acondicionado no funciona o funciona de forma defectuosa. Además de intentar abrir las ventanillas y sudar por el aire caliente que se filtra por la ventana, comprometeremos nuestra seguridad por las molestias y desgaste físico que generará, especialmente en trayectos largos o en grandes atascos.

La humedad se convierte en un caldo de cultivo ideal para bacterias, hongos y microorganismos

En otra ocasión hablamos del problema de un sistema de aire acondicionado que no enfría, pero en esta ocasión nos centraremos en los malos olores, que suelen generarse al encenderlo tras unos meses sin haberlo utilizado.

¿Por qué huele mal el aire acondicionado?

Como ya hemos comentado en el artículo anterior, el sistema de climatización utiliza un circuito cerrado en el que circula un gas y que incluye un compresor y un condensador que lo transforman en estado líquido.

Este gas licuado se envía a presión a los conductos de aire acondicionado, donde el aire que circula por ellos absorbe el frío antes de salir por las tomas de aire al interior del vehículo. Una vez hecho esto, el gas licuado vuelve a su estado inicial con la ayuda de la válvula de expansión y el proceso comienza de nuevo.

Algunos productos de limpieza de aire acondicionado son muy fáciles de usar.

Esta explicación básica nos ayuda a comprender cómo se almacena la humedad dentro de los conductos, lo que finalmente crea malos olores. Cuando esta humedad no desaparece por completo tras el uso continuado del aire acondicionado durante el verano, se convierte en un caldo de cultivo ideal para bacterias, hongos y microorganismos en general, que proliferan y provocan descomposición en el interior.

Cuando llegan los primeros días calurosos de primavera o verano y volvemos a encender el sistema, el olor que generan estos patógenos se expulsa a la cabina.

Cómo quitar el mal olor del aire acondicionado

Una vez nos hemos encontrado con el problema, es importante solucionarlo por varios motivos: el primero es que, obviamente, será bastante molesto y nos impedirá circular cómodamente. La segunda es que nuestro coche será propicio para generar alergias en sus ocupantes.

Entonces, ¿cómo podemos deshacernos de los malos olores presentes en el automóvil?

Lo más habitual y eficaz es utilizar un producto específico para la limpieza de los conductos de aire acondicionado. Algunas de ellas se utilizan por fumigación directa de las mismas en los posibles accesos a los conductos de climatización, incluidas las tomas de aire del habitáculo. Otros son algo más sofisticados y utilizan aire acondicionado de recirculación para que los conductos absorban el spray y limpie por completo el sistema.

Fallo en el aire acondicionado del coche: ¡No vale con una simple recarga! Leer noticias

Ambos deben ir acompañados de una buena limpieza del habitáculo y de los residuos depositados en las tomas de aire, así como una limpieza exhaustiva del filtro de aire acondicionado, en el que también se pueden generar patógenos y malos olores (no olvides reponerlo cuando lo indique el fabricante para evitar este y otros problemas).

Otra forma de hacerlo es utilizar la limpieza con ozono, ya que ataca los malos olores desde su origen. Y, por supuesto, siempre podemos recurrir a una limpieza a fondo del aire acondicionado en un taller mecánico, independientemente del método que queramos utilizar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *