Saltar al contenido

¿Puede un SUV híbrido como el Subaru Forester servir fuera del asfalto?

23 septiembre, 2020
¿Puede un SUV híbrido como el Subaru Forester servir fuera del asfalto?

Carros híbridos. Siempre los hemos visto como los mejores aliados para circular por la ciudad y es innegable que aquí es donde se encuentran más cómodos. El motor de combustión no sufre cada vez que hay que arrancar el vehículo (el eléctrico se encarga de eso) y cuando aceleras suavemente puedes moverte sin desperdiciar ni una gota de gasolina durante mucho tiempo. ¿Y qué pasa cuando creas un coche híbrido con la idea de salir al campo? Este es el caso del Subaru Forester.

Subaru siempre hace las cosas de manera diferente. No renunció a sus motores bóxer (garantizan un centro de gravedad bajo y menos vibraciones) ni a la tracción total simétrica (ideal en terrenos resbaladizos y que hace el coche más seguro). ¿Por qué lo haría al hacer un híbrido?

Manteniendo este esquema simétrico y teniendo siempre en cuenta el equilibrio de pesos, el Forester 2020 es un producto bastante atípico en el mercado. La lógica es ponerle un turbo al bóxer de aspiración natural de 150 CV de cuatro cilindros para que gane par a bajas revoluciones, pero en cambio le añadieron un motor eléctrico de 17 CV y ​​70 Nm de par y una pequeña batería (para no añadir demasiado mucho peso).

Por supuesto, no mueve el automóvil en modo eléctrico más de unos pocos metros (justo fuera del garaje), pero ayuda al motor de combustión en muchas ocasiones. No ofrece la carrera de potencia del turbo … pero el coche es bastante rápido. Quizás en línea recta un poco menos que otros SUV híbridos … pero en las curvas la tracción simétrica te agarra al asfalto como ningún otro. Y en carretera ningún otro SUV lo supera, ya que es capaz de enviar el 100% del par a una sola rueda, además de sus 22 cm de altura libre al suelo. Vale, gasta más que otras alternativas … pero son cifras más que correctas para un coche con tracción total permanente.

Fotos: