Saltar al contenido

¿Sabías que Volvo tiene sus propios investigadores de accidentes y que estos cumplen 50 años?

30 octubre, 2020
¿Sabías que Volvo tiene sus propios investigadores de accidentes y que estos cumplen 50 años?

No es ningún secreto, Volvo siempre ha invertido mucho en seguridad. Además de un centro de investigación y reproducción de accidentes de última generación que actualizan constantemente para elevar la seguridad de sus modelos generación tras generación, la marca cuenta con su propio equipo de investigadores de accidentes.

En Volvo Cars, se les conoce como los detectives internos de la empresa. Sin embargo, también podrían llamarse el propio equipo CSI del fabricante de automóviles sueco, con un pequeño giro en el acrónimo de fama televisiva: el nombre del equipo es Crash Scene Investigators.

Los investigadores de accidentes que forman parte del equipo de investigación de Volvo están celebrando su 50 aniversario este año. Se trata de un equipo de vital importancia y es curioso que estén preparados las 24 horas del día para garantizar que Volvo Cars aprenda de los accidentes de la vida real y mejore constantemente sus coches.

Al analizar de cerca lo que sucedió durante cada fase de un accidente, el equipo proporciona información crucial sobre lo que se puede mejorar en los automóviles del fabricante.

El equipo ha estado en funcionamiento desde 1970. Siempre que ocurre un accidente con un Volvo en Gotemburgo, Suecia, ya sea de día o de noche, están rápidamente en la escena cuando se les notifica. A medida que llegan, inician una investigación y documentan la secuencia de eventos con el mayor detalle posible.

Eso significa hacer preguntas y analizar qué tan fuerte fue el impacto, qué tan rápido intervinieron los sistemas de seguridad activa, o el resultado y las lesiones de los ocupantes.

El trabajo continúa en la oficina con la solicitud y análisis de los informes policiales accesibles al público. Además, con el consentimiento del propietario, se analiza el coche.

Finalmente, el equipo pide a las personas involucradas en el accidente que compartan su historial médico y el informe de lesiones, lo que les permite tomar notas. Estos documentos son analizados por expertos en biomecánica, en cooperación con físicos, para comprender las causas exactas de las lesiones.

Todos los datos y conocimientos recopilados están encriptados y son anónimos. Los resultados de esta investigación se comparten con los equipos de desarrollo de productos de Volvo, quienes la utilizan para desarrollar e implementar nuevas tecnologías en los próximos automóviles. El equipo también identifica cosas que no se pueden resolver hoy, lo que permite a Volvo Cars permanecer a la vanguardia del desarrollo de la seguridad.

Cada año, el equipo investiga entre 30 y 50 accidentes en persona, pero los accidentes ocurren en todo el mundo y puede ser difícil llegar a la escena a tiempo. En tales casos, cuando sea posible, los detectives trabajan para mapear accidentes con el apoyo del personal de Volvo y los servicios de emergencia más cercanos al lugar.

Además de eso, el equipo también utiliza otras fuentes de información, como bases de datos públicas de accidentes que se encuentran en todo el mundo, para garantizar que se tomen las medidas necesarias.