Saltar al contenido

Seguro temporal del coche: cuándo merece la pena asegurarte por días o semanas

23 octubre, 2020
Seguro temporal del coche: cuándo merece la pena asegurarte por días o semanas

El tema del seguro de automóvil siempre hace dudar a los usuarios. Ya hablamos de algunos consejos con errores a evitar a la hora de renovar y ahora vamos a comentar una solución que cada vez está más extendida. Estamos hablando de un seguro de coche temporal, de aquellas pólizas que solo cubren un período de tiempo determinado. Suele ser una opción más cara que el seguro anual tradicional, pero hay algunos casos en los que puede resultar interesante.

Estamos acostumbrados a no evaluar más opciones más allá de la tradicional, pero en estos días ya existen alternativas para todas las situaciones. Lo primero de todo es tener en cuenta que el seguro por intervalos de tiempo (ya sean días, semanas o meses individuales) va a ser más caro que la modalidad anual. Por eso hay que estudiar bien cada situación y tener en cuenta para ver los casos en los que realmente vale la pena.

Lo más importante a tener en cuenta si optas por un seguro temporal es que el vehículo no se puede dejar sin seguro en ningún momento, la única excepción es cuando ha sido cancelado. Los coches están siempre obligados a disponer de un seguro de responsabilidad civil que cubra daños a terceros, independientemente de cómo se utilicen o si van a estar en un garaje durante un tiempo determinado.

¿Para quién es el seguro temporal?

Volviendo al tema de optar por un seguro a plazo, vamos a analizar algunos casos en los que podría resultar interesante. El primero y más obvio es para los propietarios de automóviles clásicos. Si tienes un vehículo de este tipo, lo habitual es que no se utilice a diario, sino más para un eventual disfrute. Si este coche se utiliza únicamente en salidas de fin de semana, en rutas esporádicas o en eventos; Es muy probable que la fórmula del seguro por días sea la más beneficiosa.

Lo mismo puede decirse de un automóvil que ha sido desmantelado temporalmente, que no se utilizará pronto. En este caso, se podría contratar un seguro temporal cuando sea necesario trasladarlo, como pasar la ITV. Esta opción también podría ser de interés para quienes viajan al exterior, ya que algunos seguros convencionales no cubren fuera del país y podría completarse con una póliza temporal que sí incluya esa cobertura.

También hay que mencionar la opción de que el usuario quiera vender el coche y caduque el seguro tradicional. Como no vale la pena renovar de nuevo, puede resultar interesante contratar un seguro temporal durante días o semanas hasta encontrar un comprador. Lo mismo sucedería si la empresa decide no renovar la póliza, no se puede dejar el coche sin seguro por lo que se puede contratar uno temporal hasta encontrar una nueva aseguradora.

¿El seguro temporal cubre lo mismo?

Muchos usuarios dudan de si un seguro temporal será tan completo como uno tradicional o si serán descubiertos. Aclara que las condiciones son las mismas y que lo único que cambia es el plazo de la póliza. Puedes elegir desde un seguro de responsabilidad civil (el mínimo exigido) por los daños materiales y personales que realices a terceros, hasta alguno ampliado con todo tipo de asistencia, seguro de cristales o robo. En cualquier caso conviene estudiar las necesidades antes de contratarlo.

Los únicos requisitos de estos seguros temporales es precisamente que su duración sea corta (normalmente días o semanas) y además que el conductor tenga algo de experiencia. Normalmente se requiere que sea mayor de 21 años y que haya estado en posesión de una licencia de conducir por más de un año. Por otro lado, esta modalidad no funciona para vehículos o buses de mercancías peligrosas; el resto podría aprovecharlo.