Si tienes una idea brillante, Audi te la recompensa

Si tienes una idea brillante, Audi te la recompensa

El Programa Audi Ideas inició su andadura allá por 1994, aunque lo cierto es que Audi cuenta con un sistema de sugerencias por parte de los empleados desde 1967. Este programa colaborativo permite a todos los empleados contribuir al desarrollo de la empresa, y el año pasado 2020 rompió una nueva grabar.

A pesar del coronavirus, en 2020 los empleados de Audi volvieron a demostrar el potencial de sus ideas con un total de 15.628 iniciativas en las fábricas de Ingolstadt y Neckarsulm, de las cuales 9.265 se implementaron. Como resultado, AUDI AG ahorró más de 94,5 millones de euros el año pasado.

Del total, nada menos que 7,8 millones de euros se distribuyeron en concepto de bonificaciones a sus empleados. En el área de gestión de la iniciativa, los departamentos especializados responsables realizan una revisión descentralizada de las sugerencias realizadas por los empleados y deciden cómo ponerlas en práctica.

El Programa Audi Ideas promueve y apoya la participación de los empleados de Audi a través de actividades, campañas y eventos, así como talleres y consultas individuales.

Al mismo tiempo, un programa online informa a los empleados de Audi del avance de este proceso, garantizando así su transparencia y fiabilidad. Además, la Agencia de Ideas, creada internamente, también asesora a los empleados y organiza periódicamente concursos y campañas.

Más allá de los programas en las principales fábricas, el Grupo Audi también ha establecido programas de este tipo en su sede internacional. Los empleados de Bruselas, Györ y San José Chiapa presentaron aproximadamente 9.600 ideas en 2020, lo que le permitió ahorrar a la empresa alrededor de 27,5 millones de euros.

Un ejemplo de una idea implementada recientemente proviene de Audi Neckarsulm: en el taller de carrocería, donde se fabrica el Audi A6, un robot levanta los marcos del techo y suelda las dos partes. A veces, la pinza recogía varias piezas al mismo tiempo, por lo que las piezas no podían insertarse y procesarse correctamente.

Gracias a las ideas de varios empleados, mediante un sensor magnético adicional unido a su brazo, el robot ahora reconoce que ha recogido más de una pieza y las separa con un chorro de aire. De esta forma, las placas metálicas ya no se insertan incorrectamente, lo que permite aumentar la capacidad de la planta.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *