Saltar al contenido

¿Son necesarios los 300 CV del Opel Grandland X Hybrid4?

14 noviembre, 2020
¿Son necesarios los 300 CV del Opel Grandland X Hybrid4?

Durante la prueba del Opel Grandland X Hybrid4 hubo una duda que nos asaltó desde el primer momento. ¿Tenía sentido tanta potencia en un híbrido enchufable generalista? Con 300 CV, el SUV se posiciona como el ejemplo más potente de la marca en la actualidad y alcanza niveles que en el pasado estaban reservados a los modelos deportivos con la firma OPC. Tras pasar una semana con él, lo cierto es que hemos podido sacar algunas conclusiones interesantes.

Como introducción, digamos que el Grandland X Hybrid4 tiene un tren de potencia híbrido enchufable compuesto por un bloque de gasolina de 1.6 litros y dos motores eléctricos (uno en cada eje). La mecánica térmica ya entrega 200 CV y ​​la eléctrica 81,2 y 83 kW, respectivamente. El caso es que se consiguen 300 CV y ​​520 Nm de par, además de unas prestaciones bastante destacadas como la aceleración de 0 a 100 km / h en 6,1 segundos.

Lo cierto es que durante la marcha la contundencia y el empuje sorprendieron, sobre todo en el modo Sport. Aunque claro, eso también afectará al consumo final, sobre todo si no tienes la posibilidad de enchufarlo a la red todos los días. De ahí que nos preguntemos si esta versión es la más exitosa o hay otras que podrían encajar. Porque, después de todo, la tracción total es prescindible para la mayoría de los usuarios de hoy.

Eso nos deja con la mirada puesta en el híbrido enchufable de acceso Opel Grandland X, la versión de tracción delantera. En este caso, el turbo de gasolina de 1.6 litros permanece, pero solo hay un motor eléctrico en el eje delantero. La potencia se mantiene en unos nada despreciables 224 CV y ​​360 Nm de par, mientras que el consumo se reduce ligeramente. La clave para que digamos que no es necesaria tanta potencia es que muchos aceptarán la rebaja de prestaciones si va acompañada de un precio de casi 10.000 euros por debajo (en autos.com lo tenemos desde 28.880 euros). Con las ayudas actuales, optar por este modelo de acceso y las ventajas de la etiqueta CERO ya tiene más sentido.

Fotos: