SVOLT abre los pedidos de sus baterías de níquel-manganeso NMX, más duraderas y más económicas que las actuales | forococheselectricos

SVOLT abre los pedidos de sus baterías de níquel-manganeso NMX, más duraderas y más económicas que las actuales | forococheselectricos

El fabricante chino SVOLT presentó el año pasado un nuevo tipo de baterías que se caracterizan por estar libres de cobalto. Células de níquel manganeso (NMX) que compiten en rendimiento con los nuevos NCM811 que producen nombres como LG, Sk Innovation y CATL, al tiempo que reducen el costo de los materiales, lo que en la práctica significa una reducción general del precio del paquete.

Además de un menor costo y un alto nivel de competitividad, SVOLT también ha indicado que las baterías sin cobalto tienen varias ventajas fundamentales, que incluyen una vida útil más larga, una mayor seguridad y una mayor densidad energética.

Pero después de mucho tiempo acostumbrados a ver noticias sobre desarrollos futuros, sin duda es destacable que estemos ante un anuncio que no habla de las características técnicas ni del potencial de las células, sino de la apertura de pedidos para los primeros clientes.

Esto significa dar el paso crítico del laboratorio a la producción. Una fabricación que comenzará el próximo mes de junio en la planta que la empresa tiene en Jintan, China, a la que se unirá en 2022 la fábrica que están construyendo en Alemania.

Las células NMX sin cobalto de SVOLT tendrán una capacidad de 115 Ah y una densidad de energía de 245 Wh / kg en formato SEM (33,4 x 220 x 102,5 mm). Su voltaje es de 3,74 V y la capacidad es de 430 Wh. Esto significa que la variante de 115 Ah de la batería SVOLT NMX tiene una capacidad útil efectiva de 396 Wh. Se espera que esta variante de celda esté disponible para la venta a partir del segundo trimestre de 2021.

También existirá la posibilidad de pedir una variante sin cobalto con 226 Ah y una densidad energética de 240 Wh / kg, que se espera esté disponible a partir del cuarto trimestre de este año. La versión de 226 Ah es el formato de celda denominado L6 (21,5 x 574 x 118 mm). Las celdas «L» se caracterizan por tener un cuerpo alargado y un formato prismático delgado con electrodos colocados lateralmente y válvulas de desgasificación.

Celdas SVOLT NMX que están hechas de 75% de níquel, 25% de manganeso y estabilizadas mediante procesos de recubrimiento especialmente desarrollados. De esta manera, las celdas NMX logran una mayor estabilidad térmica y seguridad general que las celdas NCM.

El resultado son células que, gracias a la ausencia de cobalto caro y pesado, así como a la reducción de níquel cada vez más caro, son células más sostenibles, y también un 5% más baratas que las células convencionales con cobalto. Algo que les permite convertirse en una buena alternativa en vehículos de medio y bajo coste. Y todo de acuerdo con SVOLT, renunciando solo al 5% de densidad de energía en comparación con las actuales baterías de litio NCM.

Otro factor a tener en cuenta será su vida útil. Un apartado crítico donde estas nuevas baterías parecen brillar a buena altura. Según la compañía, las celdas pueden completar 2.500 ciclos de carga y descarga con poca pérdida de capacidad. Esto se logra a través de un material de cátodo especialmente desarrollado que utiliza un monocristal con una capa superficial delgada, similar a una oblea (‘nano-revestimiento’), que consta de unos pocos cientos de moléculas.

En el interior de la celda de la batería, el monocristal reduce una de las principales causas del envejecimiento de las baterías de los vehículos eléctricos: la formación de microfisuras y roturas en el material del cátodo activo y por tanto el desgaste de la celda. Al mismo tiempo, el recubrimiento, que tiene solo unos pocos nanómetros de espesor, protege la superficie del material del cátodo usado de reacciones secundarias con el electrolito. SVOLT ralentiza significativamente el envejecimiento de las celdas de sus baterías NMX.

Celdas cuyos primeros clientes podrían ser el Grupo PSA y sus diferentes marcas (Citroën, Peugeot, Opel y DS) a las que ahora se sumarán las marcas del Grupo FIAT-Chrysler que han dado lugar al Grupo Stellantis.

Estos deberían poder tener acceso prioritario a las baterías que salen de la fábrica que SVOLT está construyendo en Alemania, en la que invertirá un total de 2.000 millones de euros, y que tendrá una capacidad máxima de 24 GWh anuales. Una cifra que les permitirá producir entre 400.000 y 500.000 baterías al año cuando alcancen su capacidad máxima, y ​​que no empezará a producir celdas hasta 2023.

Pero un poco antes, en 2022, esta planta iniciará sus primeras líneas de producción de envases, utilizando en una primera fase las células de China para comenzar a entregar los envases completos en Europa el próximo año.

Relacionados | Los investigadores crean las últimas baterías de litio-aire: densidad de energía récord (1.500 Wh / kg) con una larga vida útil (1.200 ciclos)

Fuente | SVOLT

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *