Saltar al contenido

Traton e Hino desarrollarán juntos camiones electrificados

31 octubre, 2020
Traton e Hino desarrollarán juntos camiones electrificados

A su ritmo, la industria del transporte pesado también se está preparando para el final del reinado del diesel como la opción preferida para los camiones en movimiento. Dos gigantes de la industria, Traton -Grupo Volkswagen- e Hino -Grupo Toyota- profundizan su alianza a largo plazo.

Los camiones eléctricos son actualmente muy pocos y principalmente de transporte de bajo tonelaje. Los fabricantes están incluso más concentrados en el mundo de los camiones que en el de los vehículos de pasajeros.

Por un lado tenemos a Daimler, que está desarrollando camiones eléctricos tanto para Mercedes-Benz como para Fuso. Tesla se prepara para dar el salto al transporte pesado con el Semi. Hyundai es más claro sobre el hidrógeno y ya está realizando pruebas de campo con operadores logísticos reales en Suiza. Nikola también está enganchado con su camión Tre. Volvo Trucks también, etc.

Y ahora vamos a hablar de dos grandes actores de la industria, que también dependen de dos de los principales fabricantes de vehículos del mundo. Por un lado tenemos a Traton SE, antes conocida como Volkswagen Truck & Bus, que avanza en la adquisición de la empresa estadounidense Navistar.

Firma del acuerdo de colaboración estratégica entre Hino y Traton en septiembre de 2018

Traton, así llamado desde 2018, integra las marcas MAN, Scania, Volkswagen Caminhões e Ônibus y RIO (servicios digitales). Durante el año pasado, las marcas Traton produjeron más de 242.000 vehículos. Su plantilla está formada por 83.000 personas que trabajan en 29 instalaciones repartidas en 17 países. Y eso, por supuesto, sin Navistar.

Por otro lado, tenemos Hino Motors Ltd., una subsidiaria de Toyota, que el año pasado vendió 190.000 camiones en 90 países. Tienen menos mano de obra, 35.000 personas en todo el mundo, 20 países para la precisión. Estos dos fabricantes comenzaron a colaborar en 2018, cuando anunciaron una alianza estratégica.

En septiembre de ese año las dos empresas anunciaron planes para unir fuerzas en dos capítulos. El primero de ellos fue crear una empresa conjunta para la contratación mutua y ganar eficiencia en las compras, y el segundo fue unir fuerzas en el campo de los camiones electrificados, lo que llamaron «e-movilidad».

La empresa conjunta de compras se estableció en 2019

Camión ligero híbrido Hino 195h

En su último comunicado conjunto, Traton e Hino nos cuentan cómo van a trabajar en este sentido. Desarrollarán vehículos electrificados, tanto a batería (BEV) como a pila de combustible (FCV), los componentes necesarios, el software y las interfaces hombre-máquina.

Habrá dos centros de trabajo. Los de Traton se concentrarán en Södertälje (Suecia) y luego los de Hino se unirán en el área de Tokio (Japón). Los dos fabricantes se declaran convencidos de que en el futuro estas nuevas tecnologías serán necesarias en el transporte pesado, aunque están siendo consideradas más por la competencia.

Traton invertirá mil millones de euros en electrificación para 2025

Hasta la fecha, Traton es más fuerte en vehículos pesados ​​más grandes, mientras que Hino tiene más experiencia en camiones ligeros. Sin embargo, también hay que recordar que Traton también tiene conocimientos tecnológicos en electrificación con furgonetas. Entre los dos, crearán más valor para sus clientes y acortarán lo que ellos llaman tiempos de liderazgo.

Camión Highline Scania 770 S V8 6×4

Aún no está claro cómo evolucionará tecnológicamente el camión, especialmente hablando de media y larga distancia. Por un lado, el hidrógeno parece el sistema más razonable porque proporciona largas autonomías y aunque es menos eficiente que recargar baterías, elimina la contaminación.

Por otro lado, los avances en la tecnología de baterías electroquímicas son muy prometedores, por supuesto que en los vehículos ligeros el hidrógeno está muy desplazado, pero las densidades de energía específicas por masa o volumen deben mejorarse mucho.

En cualquier caso, son necesarias plataformas de vehículos eléctricos (los motores serán sí o sí). Es una apuesta a largo plazo, solo hay que recordar que, según datos de ACEA, en 2019 el 98% de los camiones que se matricularon funcionaban con diésel, un número relevante con gas (GLP, GNC o GNV), y el resto números testimoniales.