Saltar al contenido

Un hacker ruso es detenido por ofrecer un millón de dólares a un empleado de Tesla para instalar malware en la Gigafábrica de Nevada | forococheselectricos

29 agosto, 2020
Un hacker ruso es detenido por ofrecer un millón de dólares a un empleado de Tesla para instalar malware en la Gigafábrica de Nevada | forococheselectricos

Un presunto pirata informático ruso ha sido acusado de ofrecer un soborno de un millón de dólares a un empleado de Tesla a cambio de que este último introduzca malware en la Gigafactory del fabricante estadounidense en Nevada.

Según documentos publicados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, el presunto pirata informático, identificado como Egor Igorevich Kriuchkov, de 27 años, intentó convencer al empleado de Tesla de que instalara el malware en el sistema informático de Tesla para que pudiera lanzar una denegación de servicio distribuida (DDOS ) ataque de ransomware.

Los detalles del caso fueron revelados en documentos publicados por el Departamento de Justicia después del arresto de Kruichkov el martes. Aunque los documentos oficiales no nombran a Tesla, se refieren a la «Compañía Víctima A», el propio Elon Musk confirmó hace unas horas en Twitter que eran el objetivo.

Según la versión del Departamento de Justicia, Kruichkov supuestamente viajó a Sparks, Nevada, donde se encuentra la Gigafábrica de Tesla. Allí alquiló una habitación de hotel donde conoció al empleado de Tesla y expuso los términos del trato al que se refiere como un «proyecto especial».

Muy apreciado. Este fue un ataque serio.

– Elon Musk (@elonmusk) 27 de agosto de 2020

El malware lanzaría un ataque DDoS en los sistemas de Tesla para distraer a su equipo de seguridad y luego robar información vital. Información por la que Kruichkov y sus socios podrían exigir un rescate sustancial ya que ofrecieron pagar no menos de un millón de dólares en efectivo y bitcoins al empleado de Tesla.

Este ataque fue frustrado por la colaboración del empleado de Tesla con el FBI, quien incluso grabó parte de las conversaciones entre él y el hacker ruso que ahora enfrenta cargos de conspiración para causar intencionalmente daños a un sistema informático protegido, lo que puede dar lugar a sanciones de hasta cinco años de cárcel y una fuerte multa.

Aunque el intento de ataque a Tesla pueda parecer una película de espías, la agencia de seguridad de Estados Unidos, NSA, ha advertido del peligro real de este tipo de acciones físicas que deben ser más tomadas en cuenta por las empresas.

Vía | Twitter | Teslarati