¿Y si el nombre del Volkswagen Golf proviniese de un caballo?

¿Y si el nombre del Volkswagen Golf proviniese de un caballo?

Hay nombres de automóviles que hemos internalizado tanto que rara vez nos preguntamos de dónde vienen. El caso del Volkswagen Golf es uno de ellos, ya que el compacto lleva casi medio siglo en el mercado, siendo un modelo realmente popular. Podríamos pensar que este mítico nombre vendría del deporte del mismo nombre, incluso de la Corriente del Golfo, pero nunca hubiéramos pensado que el nombre provenía de un caballo como sugiere la información reciente.

La teoría más utilizada hasta la fecha es la de la Corriente del Golfo debido al uso de nombres de viento para otros modelos. Sirocco es un viento mediterráneo, Passat un viento alisio y Jetta una corriente en chorro. De hecho, ese fue el planteamiento inicial de la marca, que en su momento se decantó por estos fenómenos meteorológicos. Uno de los primeros nombres que sonaron para el compacto fue el de Volkswagen Blizzard, aunque finalmente Golf se impuso por un detalle muy curioso.

La historia la contó recientemente el exjefe de compras de la marca, Hans-Joachim Zimmermann, en una visita al Volkswagen AutoMuseum en Wolfsburg. El ex gerente, que estuvo en el cargo entre 1965 y 1995, afirmó que parte de la culpa del nombre de este modelo fue su caballo Hannoveriano llamado Golf, con el que había logrado muchos éxitos mientras también era presidente del club de conducción y equitación. montando «Reit- und Fahrverein Wolfsburg».

Horst Münzner, miembro de la junta directiva de Volkswagen, elogió al caballo en 1973 y, para complacerlo, Zimmermann puso ese nombre en un prototipo del compacto. La idea rápidamente se hizo popular y prevaleció sobre Blizzard o Caribe, dos de las denominaciones que también se estaban considerando en ese momento. Si bien es cierto que Golf ya había sonado antes y que cuadró por el tema de los vientos, parece que este detalle fue el empujón final para que el nombre se haya convertido en uno de los más famosos de todos los tiempos.

Jalopnik

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *